Recuperación después de una cesárea con el Método Hipopresivo.

La cesárea es un procedimiento quirúrgico que puede prevenir la mortalidad materna y neonatal, pero que debe usarse únicamente por razones médicas específicas. En España la tasa media de cesáreas es de un 24,8%, aunque la OMS recomienda que no sea superior al 10 o 15%.

Cómo ya hemos explicado en otras entradas del blog, los hipopresivos son un excelente método de recuperación postparto tras una cesárea. Sin embargo, es muy importante que antes de comenzar tus clases consultes a tu ginecólogo o matrona, son ellos los que determinarán si puedes comenzar a realizar ejercicio moderado.

Es muy importante también que tu matrona o fisioterapeuta especializado realicen un seguimiento de la cicatrización, ya que una mala cicatrización conlleva efectos secundarios locales que se asocian a restricción de movimientos, secuelas estéticas y, en ocasiones, psicológicas.

Una de las zonas más problemáticas tras una cesárea es la abdominal, por eso es muy recomendable trabajarla de forma especifica. Esto lo haremos con Gimnasia Abdominal Hipopresiva, también conocida como Hipopresivos RSF (Reprocessing Soft Fitnnes). Dicho método, cada vez más popular, resulta perfecto tras un parto, tanto por sus beneficios estéticos como por las ventajas terapéuticas que ofrece.

Hipopresivos cesárea postparto. Manuel Becerra - Diego de León - Lista - Ventas

Recuperate de la cesárea con el Método Hipopresivo

«Es fundamental que los ejercicios abdominales que se realicen tras el parto sean siempre hipopresivos»

Los hipopresivos son ejercicios que se basan principalmente en la postura. Cuando la misma es correcta, introducimos las apneas espiratorias para trabajar de manera no lesiva el abdomen y el periné. Es el método más efectivo para mejorar el tono abdominal, el cual ha disminuido por el aumento del volumen de la tripa durante la gestación. Además, mejora el tono perineal, que se ha visto afectado por el peso del bebé a finales del embarazo.

La gimnasia abdominal hipopresiva es una actividad física con numerosos beneficios en el postparto, ya que trabaja los músculos desde dentro y de forma eficaz. Los ejercicios hipopresivos no solo trabajan el abdomen y el periné, también trabajan espalda, brazos, piernas y todo el cuerpo en general.

¿Cómo es una clase tras una cesárea?

Las clases las vamos adaptando a tu estado físico, pues tras el parto es normal que tengas un nivel más bajo y te agotes más fácilmente. Es por eso que recomendamos que al menos tres de las primeras clases sean individuales.

En resumen, además de su evidente utilidad estética para reducir el perímetro de la cintura y adelgazar, el método hipopresivo tiene muchos más beneficios que están cada día más contrastados:

  • Previene el descenso de órganos.
  • Aumenta la autoestima.
  • Fortalece los músculos abdominales y estabiliza las lumbares sin aumentar la presión intraabdominal.
  • Recupera la musculatura tras la cesárea y evita las restricciones provocadas por las adherencias.
  • Mejora el tono muscular del suelo pélvico fortaleciendo la musculatura de la vagina, la vejiga, el ano y el recto. Ayudando así a controlar los problemas de incontinencia.
  • Previene hernias y favorece el tránsito intestinal.
  • Evita la hinchazón de piernas.
  • Combate la flaccidez y debilidad abdominal.

Partos por Cesárea en cifras por Comunidades Autónomas.

Valora este post.